Últimas noticias

Presentación de "Vibraciones desde el silencio" de Raúl Renán en el Palacio de Bellas Artes

Presentación de "Vibraciones desde el silencio" de Raúl Renán en el Palacio de Bellas Artes

El poeta, narrador, editor y tallerista Raúl Renán es uno de los protagonistas de la poesía mexicana contemporánea. Su obra se destaca por traslucir “experimentación por todos los poros de la palabra”. Así lo describió el poeta mexicano Daniel Téllez, quien el domingo 9 de agosto a las 12:00 horas en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes presentará, junto con Humberto Musacchio y Braulio Peralta, Vibraciones desde el silencio, recopilación en audio de poemas de Renán, leídos por su autor.

En entrevista, Daniel Téllez catalogó la poesía de Renán como una obra experimental transgresora que se articula dentro de la poesía mexicana de la segunda mitad del siglo XX, en la que los códigos del poema adquieren un diálogo como organismo vivo de palabras.

“Raúl Renán es un extraordinario mediador poético entre el decir de su poema y el lector. Para ello sabe magistralmente transformar la materia prima del poema: los ritmos, los acentos, la forma, los sonidos armoniosos entre vocales y consonantes, la disposición gráfica-visual en la página en blanco, así como el libre albedrío del verso que su educado oído, antes de ser plasmado en la página, le ha revelado”, aludió el autor de El aire oscuro, Cielo del perezoso y A tiro de piedra.

La antología Vibraciones desde el silencio reúne algunos de los poemas más destacados y entrañables de su autor, mismos que tienen como telón de fondo, según asegura Téllez, lecturas de Homero, Catulo, Basho y Manrique. En sus obras, Renán “desafía la estructura del soneto; zarandea el signo, lo dispersa y multiplica en espacios tridimensionales fonéticos y visuales, onomatopeyas y silencios".

“Aquí el poeta decide generosamente, a través del poema, construir una épica de las minucias de la vida, o tasar sus experiencias de juventud mediante una sabia inventiva que pocos escritores alcanzan con tanta maestría”, matizó.

Su obra viaja, como detalló Téllez, “del barrio a la zoología fantástica, de la línea al tropo de la palabra, del canon del salmón a la miniatura, de la donosa tradición a la experimentación de la línea, de Mérida al misterio que la luz transfigura”.

Raúl Renán ha entablado encuentros fructíferos con varias generaciones de escritores, labor que ha forjado en cada uno de sus talleres y colaboraciones. “El poeta de la brevedad”, como lo conocen sus amigos, ha sabido nutrir de técnica literaria y de presencia generosa esos fértiles encuentros y ha sabido dejar huella también en otra de sus pasiones: la edición de libros.

Para Daniel Téllez es una fortuna haber recibido no el magisterio escolar de Renán, sino su enseñanza de vida, amistad y literatura, mismas que han fraguado su propio andar literario, lleno de encuentros en los que comparten la escritura y el pan en la misma mesa.

El también investigador de las vanguardias latinoamericanas, particularmente de la poética del estridentismo, señaló que dedicar algunas palabras a uno de los poetas más destacados del siglo XX será siempre una invitación a leer su vasta y generosa obra.

“Hay que celebrar de Raúl Renán su permanente asombro y contagio por la poesía y la vida, que en él son una dicotomía irrenunciable. Recuerdo las palabras del poeta Rubén Bonifaz Nuño cuando afirmó: ‘Si quisiera yo encontrar las características que definen su labor de vivir (de Raúl Renán), mencionaría esencialmente su generosidad y su rectitud’, características difíciles de encontrar. Además, agregaría yo, sus virtudes dialogantes que lo hacen más generoso con quien se encuentra a su lado”, puntualizó.

Con respecto al papel que podría adoptar la poesía para poder llegar a todo público en una época en la que la inmediatez y la velocidad se hacen presentes todos los días, el miembro del consejo editorial de las revistas Tierra Adentro, Desarrollo Académico y Reverso precisó que a la poesía no habría que masificarla, sino que esta sabe encontrar a sus lectores y viceversa. Solo es cuestión de generar las condiciones idóneas para que el poema sensibilice a un lector y este se deje seducir.

“La poesía está en todas partes. Marca los derroteros del mundo; es alivio y una extraordinaria posibilidad para aminorar las atrocidades del mundo. Y el lector sagaz sabe encontrar esos derroteros, los de las palabras y los trasiegos”, finalizó.

Recibe las publicaciones en tu correo:



1 comentario:

Orgulloso Citadino Designed by Templateism.com Copyright © 2016

OrgullosoCitadino.com | Optimizado para una resolución de 1366 x 768 px. Imágenes del tema: lobaaaato. Con la tecnología de Blogger.