Últimas noticias

La experiencia con los bufones de oriente

La experiencia con los bufones de oriente

Realmente no sé hace cuántos años fue que escuché por vez primera sobre el Teatro Bufón como un estilo escénico, que quizá en nuestro país se remonte a la época colonial; ya que el bufón, aunque su historia se remonte hasta los romanos, retomó protagonismo durante la edad media y fue la base para formar lo que hoy conocemos como payasos, que muchos solemos confundir si no hemos profundizado en el tema.

"Los bufones eran los únicos seres que podían burlarse del rey o del clero sin recibir castigo."

Las presentaciones que frecuento, llegan a mi por un primo que estudia en el FARO de Oriente este estilo escénico, así fue como comencé a tener referencias al respecto. Hasta antes del 2011, pensaba que la única tarea de los bufones era hacer reír a la gente, pero lo que nadie me había explicado nunca era que te reirías de ti mismo reflejado en un personaje harapiento, utilizando la realidad como herramienta. Y aquí fue cuando llamó mi atención, desde esa fecha y hasta la actualidad, los he seguido en distintas presentaciones como en el Claustro de Sor Juana, en el Centro Cultural Carranza, en las calles de la colonia Roma, en el auditorio principal del FARO de Oriente y recientemente en el Museo de la Ciudad de México, en una serie de eventos que programó el recinto para festejar los XV años del FARO.
Quizá mi caso sea subjetivo, y creo que así es, debido a una serie de circunstancias que han formado un contexto alrededor de esta disciplina artística; en primer lugar, al FARO de Oriente lo vi nacer desde la banqueta de enfrente en la última década del siglo XX. Recuerdo cuando iniciaron los trabajos para remover toda la tierra que era posible y moldear un centro ecológico que el gobierno en turno había prometido para beneplácito de todos los vecinos. Para variar quedó inconcluso. Unos años después dividieron el terreno y construyeron de un lado la unidad habitacional Fuentes de Zaragoza, el otro lado había quedado en el olvido. Justo en el año que me mudé de aquella zona de oriente, dejando la infancia atrás, el FARO abría sus puertas en la parte olvidada de aquél parque ecológico prometido por el regente en turno. Un oasis cultural en medio de los problemas que padecen los suburbios de cualquier gran ciudad.

Por otro lado, tener un familiar en las filas del grupo, me hizo conocer una disciplina rara a la que seguramente hubiera asistido con una perspectiva diferente, quizás esperando otra cosa. Fui a verlos con la mente abierta; en sí no esperaba nada, solamente quería ver a mi primo y estar ahí para apoyarlo. En cambio, recibí una lección. Me identifiqué con varios personajes en diferentes puntos que ellos seleccionan con base en su vida, y por primera vez me reí de mí abiertamente. Además, todo sucedía en medio de esas situaciones en las que te encuentras en un cambio interno, por lo que al principio casi no reía. Ahora me causa gracia, y no porque me parezcan buenos comediantes, sino por el humor que le impregnan en cada arremetida contra la desigualdad y la injusticia. Otra de las cosas con las que me identifico, es el aparentar ofrecer poco ante los demás al vestir poco elegante o contrario a las normas sociales, algunas veces las otras personas te hacen menos solamente por ello y lo que causa gracia es darte cuenta que tienes mayor conciencia sobre la realidad a la que muchos le ocultamos el rostro.

Exactamente no sé cuánto tiempo lleve realizándose el Taller de Bufón en el FARO de Oriente, pero de los 4 años aproximadamente que llevo de conocerlos, en todas las funciones hay gente que no lo soporta, algo que se entiende porque van con la idea equivocada de pasarla bien y reír como lo hacen con quien se sube a contar un chiste prefabricado, pero no, con los bufones al principio sentirás curiosidad por todos los elementos que utilizan para disfrazarse, después pensarás que todos están locos y dicen cosas sin sentido, pero luego te darás cuenta que todos hacemos eso. También sabrás que de lo que hablan sí pasa en realidad, te reirás de algunos comentarios que abordan la realidad política y social, luego tocarán temas sensibles, que es donde la gente más se va porque piensan que llevan al niño a un show de payasos y se dan cuenta que es para gente ya más correteada, hablan de sexo (salvaje), sobre la vida en los barrios bajos, alcoholismo, drogadicción, hacen señas obscenas, se mientan la madre entre ellos y se vuelven irreverentes. Eso no le gusta a la gente, ya no le gusta pensar, son más felices sin pensar y dejando a las próximas generaciones con el problema agravándose; mientras, son entretenidos por güeyes que hablan del problema pero no sus consecuencias, ni el contexto en el que se realizan. En la función de los bufones puede que te rías, pero en todo momento invitan a la reflexión desde el punto de partida que se le ocurre al improvisador en medio acto, provocando una serie de reacciones espontáneas entre sus compañeros bufones. Quizá sufras un poco con comentarios que haga el bufón, pero verás que los problemas no te pasan solamente a ti, que hay un patrón en la realidad que nos azota y que cada vez contamos con menos armas para defendernos. Que sirva cada función de los bufones del oriente para desahogar nuestras dolencias y sigamos el camino con otra manera de ver las cosas; de reírnos, sí, pero también como espacio para identificarnos con otros seres de esta ciudad con los que compartimos problemas y con la opción de idear posibles soluciones.

Para terminar, cada vez que vean un evento de bufones, seguramente habrá pocos chistes genéricos y sí muchas cuestiones que cosquillean nuestra curiosidad por las formas de ver la vida, sus problemáticas, las luchas internas diarias y la lucha con lo socialmente aceptado, por lo que no debes ir con la idea de que verás "payasos".

Para más información sobre las actividades del Taller de Bufón del FARO de Oriente, visita: http://orgcitad.in/Tallerdebufo

Escrito por: 


Recibe las publicaciones en tu correo:



12 comentarios:

Orgulloso Citadino Designed by Templateism.com Copyright © 2016

OrgullosoCitadino.com | Optimizado para una resolución de 1366 x 768 px. Imágenes del tema: lobaaaato. Con la tecnología de Blogger.