Últimas noticias

Exposiciones de jóvenes artistas en el Museo de Arte Carrillo Gil

Exposiciones de jóvenes artistas en el Museo de Arte Carrillo Gil

El Museo de Arte Carrillo Gil continúa impulsando a los artistas jóvenes. La muestra Eventos para un estado sólido de Blanca González se presentará en el gabinete de gráfica y papel, y Habrán más cosas buenas en las más cosas buenas que habrán de Adrián Regnier, en el de audio y video. Ambas se exhibirán a partir del próximo Viernes 20 de marzo.

El principal interés de Blanca González es conocer los cambios perceptivos y culturales que han contribuido a la concepción del paisaje. A través del grabado, el dibujo y la animación, desarrolla narrativas sobre el paisaje como un espacio de contemplación, estudio, uso y transformación de la materia que lo compone.


En Eventos para un estado sólido plantea tres reflexiones sobre la relación entre el hombre y su entorno. La primera: la mirada. ¿Desde dónde se ve el paisaje? La mirada selecciona y delimita, y el paisaje es la imagen del entorno, la experiencia de estar en él; observarlo, recorrerlo, contemplarlo y ser afectado por sus fenómenos.

La segunda: la experiencia de un tiempo geológico; estados sólidos de la materia; el tiempo necesario para ser estrato, relieve, mineral, fósil, cueva, volcán, montaña. Y la última: la marca, el paisaje como materia sensible, donde queda grabada la actividad humana; los fenómenos modernos de la industria y la ingeniería.

Para Blanca González el dibujo es un medio que funciona de dos maneras: como la representación de relieves y de marcas, a través de líneas, y como elemento narrativo en la construcción de un paisaje a partir del horizonte.

La muestra está compuesta por 11 dibujos de grafito sobre papel y una animación silente en stop motion. Uno de los dibujos es de gran formato y sugiere la presencia humana ante un paisaje. El resto funciona como acercamientos a estratos naturales.

Por otra parte, la obra de Adrián Regnier es un flujo continuo entre medios audiovisuales. Incorpora estrategias narrativas, estéticas y conceptuales afines al videoarte, el cine y la animación, y los mezcla con recursos alternativos en medios como los efectos visuales, los motion graphics y el procesamiento de códigos.


Así, su obra asemeja un constructo misterioso de estructuras tan diferentes como complejas, al mismo tiempo que se mantiene vinculada con motivos y vivencias cotidianas mediante el uso velado de conceptos y estrategias comunicacionales propias de las ciencias.

Esto lo logra al transformar la obra de arte en una experiencia completa que versa sobre la termoeconomía, la termodinámica, la globalización y la empresa humana hacia la autoaniquilación, a través de la nubificación nuclear.

En Habrán más cosas buenas en las más cosas buenas que habrán Regnier reincorpora realidades tan ampliamente escrutadas como aterradoras, enmarcadas con fundamentos termoeconómicos, políticos, culturales y humanos para la descripción de un todo, de lo particular a lo general, contando la historia de las nubes en el cielo, no es muy diferentes a las nubes electrónicas que dan sustento a nuestros átomos.

Al trazar estas coincidencias, augura a todos un futuro tan brillante como nubificado por convertirnos todos en polvo estelar. La serie está constituida por nueve piezas expuestas en orden cronológico por su fecha de creación, y cuya duración total es de 55 minutos.

Adrián Regnier percibe la naturaleza humana como parte de un universo complejo que nos mantiene entrelazados, al lado de la materia, sujetos a fuerzas cósmicas.

Ambos gabinetes, curados por Guillermo Santamarina, estarán abiertos al público del 20 de marzo al 24 de mayo en el primer y segundo pisos del Museo de Arte Carrillo Gil.

Recibe las publicaciones en tu correo:


2 comentarios:

Orgulloso Citadino Designed by Templateism.com Copyright © 2016

OrgullosoCitadino.com | Optimizado para una resolución de 1366 x 768 px. Imágenes del tema: lobaaaato. Con la tecnología de Blogger.